Reflexiones

Wednesday, April 25, 2007

Nuestro Orgullo!

Creo que el video habla por sí mismo… Lo que nos define como B'nei Yisra'el es nuestro amor por el Dios de Yisra’el y por su palabra; cuan dispuestos estamos por vivir según sus mandatos y cuan dispuestos estamos a ser calumniados, humillados, ridiculizados y tenidos por distintos debido a nuestras creencias, sin importar cuanto dolor e incomprensión esto conlleve… Sin importar cuanta soledad nos rodee.

Baruch HaShem!

Friday, August 25, 2006

Denunciando el Pecado de Otros...

Vaya! He quedado un tanto impresionado por el video mostrado recientemente en el programa Hannity & Colmes de FOX NEWS Channel. Mi primera impresión es que el mismo pareciera ser sacado de una película sobre fanáticos religiosos. De esas en las que se nos hace ver como locos y ridículos a todos los que creemos en el Di-s de Yisra'el.


Thank God For September 11 - video powered by Metacafe

En dicho video que aparece una mujer llamada Shirley Phelps Roper, quien representa a una iglesia bautista independiente –según dice el reportero- cuyos miembros se presentan con pancartas en donde dan gracias a Di-s por Septiembre 11, por el SIDA por los soldados muertos en Irak, etc...

Increíble, “Thank God for Dead Soldiers”? (Gracias a Dios por los Soldados Muertos?) ¿Es que esta gente no comprende el dolor de otros?

Este es un ejemplo perfecto de lo que el celo religioso mezclado con la falta de conocimiento cabal de las Escrituras Hebreas produce en las mentes de muchos creyentes en el Di-s de Yisra’el. Celo sin conocimiento verdadero = fanatismo = disparates = peligro.

A pesar de que esta mujer menciona al Di-s de Abraham. Yitzhack y Y’aakov, es no obstante, muy obvio que adolece de ignorancia sobre algunas verdades básicas de la Biblia hebrea y lo que significa el amar al prójimo como a uno mismo. (Vayikra 19:18 ( ויקרא); Matityahu 5:13-16; 43-48; 6:14; 22:37-40).

Si bien es cierto que esta mujer dice algunas verdades como ser la abominación que es ante los ojos Di-s el homosexualismo, esto es sin embargo, opacado por el hecho que aparentemente ninguna de estas personas muestra ningún signo de conmiseración ante la tragedia de otros. Creo que Di-s ha de castigar muy pronto los pecados de la humanidad que le afrenta, no obstante, es él quien lo hará, no nosotros. Nuestras acciones y convicciones deben reflejar el amor que este mismo Di-s tiene para con todos, incluso para aquellos que viven constantemente en pecado. Con esto no quiero decir que no hemos de denunciar todo aquello que es una abominación ante Di-s, al contrario, es nuestro deber como hijos suyos el exponer el pecado y el error que conduce a muchos s su perdición eterna. Pero debemos ser sabios y prudentes en la manera en que lo hagamos.

“Hermanos, si alguno fuere hallado en falta, vosotros, los espirituales, corregidle con espíritu de mansedumbre, cuidando de ti mismo, no seas también tentado.” Gál. 6:1.

Algunas personas ‘bien intencionadas’ lo echan todo a perder cuando actúan de manera impulsiva y sin consideración por otros quienes posiblemente sufrirán las consecuencias de sus ‘bien intencionadas’ pero irresponsables acciones. El peligro de esto es que se está creando una percepción distorsionada sobre los hijos de Di-s. Pronto, se nos verá como a un grupo de inconformes que representan un peligro para el orden establecido. La distinción entre un terrorista y un creyente en el Di-s de Yisra’el será una muy borrosa. Se tratará de mantenernos controlados. Seremos vigilados muy de cerca. Se nos hará la vida imposible.

No hay que ser un erudito religioso para darse cuenta de que estamos viviendo tiempos muy difíciles. Hay guerra por todos lados. Hay gente muriendo de hambre en muchas partes. Hay peligro inminente debido a nuevas enfermedades que están acabando con muchas vidas. Los valores morales tradicionales basados en las Escrituras hebreas están desapareciendo de la sociedad humana. Ya no existe respeto por la vida; los abortos son algo común y cualquiera puede perder su vida sólo por portar un celular que es deseado por un pandillero. Hay dolor, desesperación e impotencia en las vidas de los familiares de las víctimas que han sido asesinadas como consecuencia de las guerras o la ola de violencia criminal en las calles. No hace falta ser un místico sabio para darse cuenta de que las cosas ya no son igual que antes y que vamos por mal camino, a la destrucción.

Denunciemos el pecado, sí, pero con prudencia. Confrontemos a las fuerzas espirituales del mal, sí, pero con el conocimiento y sabiduría que provienen de la palabra de HaShem, y ésta, respaldada por palabras y acciones que reflejen el temor a Di-s y su poder obrando para bien en nuestras vidas.

En conclusión, no está mal que personas como Shirley Phelp Roper y similares denuncién la perversión y depravación que se observa en nuestras sociedades, lo que no es correcto es la manera en que lo hacen, alegrándose del mal ajeno. En su lugar, además de denunciar el pecado, hay que orar por aquellos que están envueltos en sus lazos. Eso es lo que el bendito y su moshiaj quieren de nosotros.

Monday, August 21, 2006

Sobre Tradiciones y Costumbres...


Muchas ocupaciones en las últimas semanas. Nuevamente ‘de regreso al aire’. Es obvio que la mayoría de los lectores se habrán dado cuenta de cómo finalizaron los eventos que nos preocupaban. Bendito sea el nombre de HaShem. Él es soberano y tiene control absoluto de los acontecimientos. A nosotros sólo nos queda agradecer su misericordia y pedirle que nos fortalezca hasta la revelación del bendito Moshiaj ben David.

En esta oportunidad me gustaría recomendar la lectura de un pequeño artículo escrito por Malka Shain, una escritora Judía que vive en Yerushalayim. Este artículo lleva por título My Bacon Awakening’, y revela la muy extendida y lamentable realidad de muchos Judíos que no encuentran satisfacción ni edificación en el cuerpo de tradiciones que han sido en muchos casos ‘obligados’ a observar desde una temprana niñez; mismas que se observan sin una comprensión del por qué de las mismas.

Si bien es cierto que la identidad Israelita-Judía está estrechamente relacionada con un cuerpo de tradiciones y costumbres que distinguen al israelita-judío del resto de las demás personas, en muchos casos estas tradiciones carecen de significado y actualidad para muchos en Beit Y’hudah y Beit Yosef. Se observan, muchas veces, porque es lo que todos hacen y porque el no hacerlo nos ocasiona problemas con el resto de aquellos que sí las observan –aunque estos, a su vez, no sepan el por qué lo hacen.

Creo que la mayoría de nosotros nos hemos encontrado en esta situación directa o indirectamente en alguna oportunidad. Y con esto no quiero desacreditar las tradiciones Judías, pues estas son más bien, y hasta cierto punto, necesarias para preservarnos de caer en la asimilación y pérdida de nuestra identidad de pueblo escogido por HaShem.

Sin embargo, es de suprema importancia el tener muy en claro que las tradiciones, en sí mismas, carecen de todo valor si éstas no tienen como fondo a la persona de nuestro bendito Di-s y si no son observadas en ese espíritu de santidad que les corresponde. Es menester que éstas conduzcan nuestros corazones y miradas a la persona del Santo, Baruj Hashem! De nos ser éste el caso, son solamente un conjunto de prácticas estériles que no llevan a ninguna parte y que nos estancan en nuestro crecimiento espiritual.

Así mismo, es necesario aclarar que no todas las tradiciones son de origen bíblico. No todas las tradiciones y costumbres fueron entregadas por HaShem al pueblo de Yisra’el. Algunas de estas son el resultado de algún acontecimiento ocurrido en la vida colectiva de la nación hebrea. Ejemplo de ello lo encontramos en la celebración de Jánuca, que si bien es cierto no es una festividad ordenada por HaShem al pueblo de Yisra’el, es sin embargo, una manera de recordarnos de que los cuidados que Di-s tiene por su pueblo se manifiesta a través de milagros que nos recuerdan cuanto nos ama.

Por otra parte, considero que siempre y cuando una tradición no sea contraria a la revelación de la Toráh, podrá ser observada sin temor, pues la esencia de todo esto es que las tradiciones y costumbres, incluso si no son de origen divino, tienen por objeto el acercarnos a Di-s y definirnos como b’nei Yisra’el.

Saturday, July 22, 2006

Kehillat Yisra’el


¿No sería grandioso que la congregación entera de Yisra’el estuviera unida bajo un mismo estandarte? ¿Que todos sus hijos participaran de la visión redentora que HaShem tiene prevista no solamente para los hijos de Ya’akov sino también para toda la humanidad? ¿Una Kehilat Yisra’el en la cual no existan intrigas ni acusaciones mutuas de infidelidad a Di-s y a su Toráh y en la cual ninguna de sus dos dos casas se crea superior a la otra?


Sorprendentemente, la gran mayoría de personas dentro de los círculos religiosos no tienen conocimiento sobre la existencia de las Dos Casas de Yisra’el; ni mucho menos sobre su antigua y actual dispersión y futura reunión al final de los tiempos. Ignoran que la totalidad de la congregación de Yisra’el (Kehilat Yisra’el) esta conformada por doce tribus que en determinado momento de la historia se dividieron en dos partes, a saber, Beit Yosef/Efraim y Beit Y’hudah. De lo anterior se derivan toda una serie de mal entendidos que afectan de una manera u otra la comprensión de las doctrinas bíblicas de restauración del reino prometido a Yisra’el, y la subsecuente redención de las naciones a causa del papel de luz y guía asignados a la nación israelita en su totalidad.

Bajo las actuales circunstancias, Beit Yosef y Beit Y’hudah estan lejos de lograr cualquier acercamiento. El antagonismo y las acusaciones provenientes de ambos lados indican que no se ha logrado un acuerdo en algunos puntos que son considerados cruciales para que pueda existir la unidad familiar.

Muchos objetarán con que los hijos de Ya’akov ya están unidos en su totalidad. Manifiestan que la creación del Estado de Israel en 1948 es prueba fehaciente del cumplimiento preciso de las profecías bíblicas en lo relativo al retorno del pueblo hebreo a su tierra, tal y como fuera anunciado que ocurriría al final de los tiempos por sus mismos profetas Sin embargo, lo anterior es solo parcialmente correcto, pues únicamente Beit Y’hudah ha regresado en su mayor parte a eretz Yisra’el, y para que tal objeción tenga validez habría que considerar primero algunos aspectos que generalmente se pasan por alto al abordar este asunto.

En primer lugar, hay que ser muy honestos en la apreciación del actual estado de cosas. Y este estado de cosas real muestra que al presente no existe una unidad real entre ambas casas de Yisra’el. Ni siquiera Beit Y’hudah está completamente unido en todo, aun hay divergencia de opiniones en cuanto a la validez de la Judeidad. Algunos se consideran a sí mismos mucho más Judíos que otros. Pareciera que el ‘pedigree’ se reduce a pertenecer a una rama del Judaísmo en particular y que todas las demás quedan excluidas de tal distinción. Estas y otras situaciones deben enmendarse en cuanto antes, pues solamente con la unidad verdadera se establecerán las condiciones necesarias para acelerar la llegada del anhelado reino mesiánico.

Por otra parte, quienes proclaman que Beit Y’hudah, la parte visible del Am Yisra’el, constituye la totalidad del pueblo hebreo, únicamente demuestran su ignorancia en lo que concierne a la identidad del Kol Yisra’el, o sea, la totalidad del pueblo escogido. Esta ignorancia no tiene excusa, puesto que la Tanaj está repleta de referencias sobre este particular. Y es de sorprenderse que muchos de aquellos que se supone deben saber sobre esto, parecieran no acordarse ni importarles tal asunto.

Aún con todo, tal actitud puede entenderse y esperarse hasta cierto punto por parte de aquellos que, ignorando pertenecer a Beit Yosef, se encuentran esparcidos en el mosaico de confesiones religiosas que se observan en la actualidad. Sin embargo, una vez que se dan cuenta de su identidad, una vez que cae el velo de su ignorancia, es necesario y obligatorio entonces que tales individuos renuncien a sus creencias y prácticas paganas si es que pretenden ser nuevamente admitidos en el rebaño del Am Yisra’el.

En segundo lugar, hay que dejar fuera del asunto todo prejuicio y teologías privadas, propias de las agendas personales de quienes se aferran a tradiciones estáticas que únicamente ensanchan la brecha ya existente, y que impiden la reunificación de ambas casas. En este respecto, también Beit Y’hudah debe reconocer que la totalidad de la Kehilat Yisrae’l está compuesta por dos grupos distintos según es evidenciado en la misma Tanaj, y no solamente por el lado Judío de la familia. Al observar los ataques y críticas que Beit Y’hudah lanza en contra de la casa no-Judía de Yisra’el pareciera que se advierte la existencia de un ‘nivel espiritual inferior’ que obstaculiza el acercamiento y la reunión.

Por otra parte, Beit Yosef - léase Efraimitas- debe, a su vez, reconocer que no existe ninguna base bíblica para suponer que se han suplantado los derechos de Y’hudah en cuanto a su legitimidad como pueblo escogido por HaShem para anunciar su mensaje de salvación a las naciones. Deben reconocer y aceptar el hecho indiscutible de que Beit Y’hudah no ha sido desechado ni perdido su derecho al cetro, tal como pretenden la mayoría de creyentes cristianos. Nuestro bendito tzaddik y moshiach expresó claramente y sin lugar a dudas de que “la salvación viene de los Judíos”, y de que al final e los tiempos, ambas casas de Yisra’el deben estar unidas bajo un mismo estandarte.

Los líderes de ambas Casas de Yisra’el deben despojarse de toda arrogancia y estar dispuestos a aprender el uno del otro, haciendo a un lado la ‘piedra de tropiezo’ y procurando utilizar un ‘fundamento’ común que sirva para edificar las ruinas del tabernáculo caído.

Ahora bien, hay que aclarar que solamente existe una base sólida sobre la cual se debe fundamentar toda y cualquier discrepancia, y esta base no es otra que la autoridad misma de la Toráh, clarificada y explicada por la Halajáh bíblica Judía, y ésta a su vez, explicada por aquellos facultados para hacerlo; en otras palabras, por aquellos revestidos con la autoridad que les fue dada por el mismísimo HaShem para salvaguardar y preservar la revelación del Sinaí.

Thursday, June 22, 2006

Falsamente Acusado por mis Creencias y Un Malentendido


No entiendo el por qué a muchas personas les agrada meter sus narices en donde no los llaman, bueno, casi todos lo hemos hecho una que otra vez... yo me refiero a aquellos que lo hacen sin importarles causar problemas a otros, muchas veces de manera inmerecida.

Hace unos meses atrás, recibí un e-mail de alguien que asiste -o, según me dijeron- asistia a la sinagoga a la cual yo asistía regularmente. Alguien con quien ya habia tratado y a quien le había expresado algunos de mis convicciones y puntos de vista. El encabezado del mismo decía, "Así que sos mesiánico?" Y eso era todo!

Desde el momento en que lo leí me dí cuenta cual era el tono y las implicaciones que tal título implicaba.

Le respondí de la manera más polite que pude, afirmando su sospecha y aclarandole el por qué de mi postura. Días después, recibí otro e-mail, pero esta vez proveniente del presidente de la comunidad hebrea de otra ciudad vecina. En el mismo me decía que yo 'había ofendido impunemente a la comunidad hebrea de ----------------- ' y que yo 'debía escribir una nota de disculpa'.

Y todo por un mal entendido. Según él y la otra persona yo era el líder de una sinagoga mesiánica y no tenía derecho de identificarme como Judío debido a mis creencias mesiánicas. Yo le respondí de manera conciliadora y también expuse mis convicciones y el por qué de las mismas. También aclaré que yo no era el líder de ninguna sinagoga mesiánica y que ésta no existía en ningún lugar, que era de carácter etéreo.

Sin embargo, parece que no escuchó mis argumentos y explicaciones pues en un segundo e-mail me envió información sobre los "B'nei Noach", dandome a entender que yo pertenecía a los mismos.... Triste actitud....

Este es el e-mail que envié en contestación a la persona que en esos días asistía a mi misma sinagoga:

Claro, yo te lo comenté una vez en la sinagoga. Es más, estudié Teologia protestante por cinco años. Soy teólogo con especialización en historia eclesiástica. Impartí esa materia en un instituto bíblico, pero literalmente me despidieron por mis creencias en cuanto a la Lay, la Torah, el Shabbat, Kashrut, etc.

No ha sido fácil para mí pues debido a mi trasfondo no encuentro plena aceptación ni con los de aquí ni con los de allá. Soy lo que se conoce como Anousim (Descendiente de los conversos forzados de España).

Ahora bien, no creas que yo estoy de acuerdo con las creencias cristianas en un 100%, No. Ellos están muy equivocados en muchas cosas. Te preguntars si creo en la divinidad de Y'shua (Jesús)? Pues, no creo que él sea Dios. Si creo que él es el enviado de Dios y parte de su esencia -como lo querrás definir- pero él único Dios es YHVH Adonay. Creo que Y'shua es el Mesías prometido a Yisra'el y creo que la mayor parte del pueblo Judío no le reconoce como tal.

Tampoco creo en celebraciones paganas como la navidad, día de la madre, etc. Creo en las fiestas de YHVH tal y como se encuentran en la Tanaj. Puedo creer y observar incluso aquellas celebraciones de carácter extra-bíblico que no van en contra del espíritu de la Ley.

La Judicidad no se puede aislar. No es cuestión de sangre o creencia solamente. Es una combinación de ambos. Solamente un Judío sabe en su interior si lo es o no. Creo que te habrás dado cuenta que no existe ni una sola definición igual de lo que significa ser Judío; sencillamente no hay nadie que se ponga de acuerdo. El único que lo sabe con certeza es Adonay, bendito sea Su nombre. Ha habido tanta asimilación que al final solo Adonay conoce a sus hijos dispersos por todo el mundo.

El problema es que un pequeño grupo de religiosos, una corriente del Judaísmo se ha tomado la atribución de definir quién es y quién no es Judío. Tuvieron y aun tienen la suerte de contar con un partido religioso-político en el Knesset. Sin embargo, y ya sabes a quienes me refiero, si, ellos, los ortodoxos, son la minoría en la comunidad Hebrea mundial. Yo comparto muchas de las creencias ortodoxas mas no todas. Las otras corrientes participan de algunos de sus errores, pero yo no puedo ni debo juzgar, Adonay lo hará.

Es aquí muy importante distinguir entre el Judaísmo Bíblico que se encuentra a lo largo y ancho de la Tanaj y el Judaísmo rabínico que se ha ido implementando a lo largo de los siglos ¿Tiene este Judaísmo rabínico cosas que valgan la pena? ¿cosas ciertas y de inspiración divina? Por supuesto, pero lamentablemente está mezclado con mentiras, invenciones y necedades humanas. En su celo por salvaguardar y proteger al Judaísmo auténtico, el Bíblico, se cayó en una espiral de adulteración espiritual que tanto daño ha causado a los verdadreos fieles del Altisimo Adonay.

Honestamente, siento un tono despectivo en tu observación de que soy mesiánico. No estoy molesto ni nada. Solo que pareciera que te aferrás a la tradicion Ortodoxa-Conservadora. Tenes que AFERRARTE a la Torah, a su revelación de la emet emunah (verdadera fe) y no a la interpretación personal de los sabios.

Amo a la Eretz Yisra'el, amo al pueblo de yisra'el (a ambas casas, Yosef y Y'hudah) Ani Ohev l'eretz yisra'el et l'ami Yisra'el.

Los que están en mi situación solo podemos anhelar de que algún día, cuando Moshiac se manifieste, podremos hacer aliyah a eretz yisra'el y nadie lo va a impedir. Mientras tanto, proseguimos guardando los mandamientos, leyes y preceptos que nos confirman en el fondo de que somos parte, de que pertenecemos por derecho legítimo a la comunidad de Yisra'el. Lo hacemos torpemente, cometiendo errores ha causa de nuestra ignorancia producto de este doble exilio que nos ha tocado vivir. Digo doble pues nos ha tocado ser excluídos de nuestra tierra y de nuestra herencia en la fe. Y lo digo con lamento y tristeza. Ayy Jerusalem si me olvidare de tí... ya conocés el verso.

Creo que te habrás encontrado con una página web que hice ya hace unos años atrás. Fue algo que hice pero que no concluí. Necesitaba madurar algunas interrogantes, necesitaba encontrar respuestas que me guiaran. Espero llegar hasta el fin de mí búsqueda.

Bueno, el Shabbat está encima. Voy a recibirlo en la intimidad de mi hogar, casi en secreto, pero con todo el fervor que brota de mi anhelo por santificarlo propiamente, de celebralo con gozo y con la esperanza de que muy pronto lo celebraré cuando Moshiac venga. Lo voy a guardar creyendo que es santo, sentimiento que no abunda en muchas sinagogas.

Bueno, espero que me escribas nuevamente,

Shabbat Shalom!


Este fue el segundo e-mail que recibí. Esta vez de parte del Presidente de la Comunidad Hebrea de "X" ciudad:

B"H

Respetable señor Carlos Carrillo; (Ese no es mi apellido)

Quien le escribe es de la opinión que toda persona, a excepción de los Judíos, tienen el derecho de reestructurar sus creencias religiosas de acuerdo a sus necesidades espirituales, siempre y cuando esten dentro del marco de las siete leyes de Noaj y por supuesto, mientras esto no atente la integridad fisica y moral de sus semejantes.

Usted deberá saber que los miembros de la Comunidad Hebrea de ---------------, como legitima representante de la Judeidad en ----------------- y [país], se sienten impotentemente ofendidos por la denominación de "Sinagoga" que se atribuye el centro de reunion de su movimiento religioso mesianico-cristiano, tal como aparece en el listado de congregaciones mesianicas en la internet.

Creo que sería prudente una nota de disculpa a esa institución que con mucho esfuerzo en su historia, ha sostenido dos Sinagogas, y que a diferencia de la Comunidad Hebrea de [ciudad] de la cual soy parte, ha conservado sus puertas abiertas a toda persona sincera que desea saciar su curiosidad y observar la riqueza de la herencia religiosa del judaismo tradicional.

No considere esta nota una agresión, sino una consiliación que estimularía nuestra amistad dentro de una relación de mutuo respeto, rogandole que no beneficie ni profane el legado espiritual que ha caracterizado por siglos al Pueblo de Israel.

Shalom ubraja

[remitente]


Y esta fue mi respuesta al mismo:

6 Sivan, 5765

Estimado Señor F----- D-----,

Espero que la bendición de Di-s Todopoderoso, bendito sea Su nombre, sea sobre usted y su familia. Yo también he quedado sorprendido al saber que se le ha dado el nombre de 'Sinagoga' a la página de Internet que ni siquiera he concluído y que tiene como único objetivo aclarar sobre algunos puntos doctrinales erróneos enseñados y practicados por las mayoría de iglesias Cristianas. Mi Propósito es el de señalar las diferencias tan evidentes que contrastan tan grandemente con la verdad enseñada en las Escrituras Hebreas tal y como estas fueron transmitidas al Pueblo de israel en el Monte Sinaí (motivo por el cual celebramos Shavuot en estos días). Puesto que mis recursos son mas bien limitados, tuve que recurrir a un servidor gratuito para publicar mi página, la cual, como ya le he aclarado, no está concluída. Posiblemente la estructura actual de la misma (la cual es al momento un bosquejo) haya dado lugar a semejante confusión. Hasta el momento, he querido que el tono de la misma sea atrayente a los Cristianos que la lean, pues es a ellos a quienes está dirigida. No puedo yo abordar el tema de manera ligera y con lenguaje ofensivo, sino que he de procurar utilizar un lenguaje conciliador que sirva de punto de partida y desde el cual se puedan ver las diferencias entre las creencias y doctrinas Cristianas y las Bíblico-Judías. Así que se abordaran ciertos temas y poco a poco se irán diluyendo todos aquellos elementos/creencias que no son verdaderos. No se si mi explicación es clara.

Ahora bien, eso de que 'los miembros de la comunidad Hebrea de [ciudad] se sienten 'impotentemente ofendidos' me causa gran sorpresa pues en ningún momento ha sido mi intención el ofender a nadie. Se ofende fácilmente quien no está seguro de la verdad, quien no la conoce como debiera conocerla sino que más bien repite mecánicamente lo que no entiende y no estudia por sí mismo. Y yo estoy seguro que en la comunidad Hebrea de [ciudad] hay personas que son conocedoras de las verdades Bíblicas y que no temen a ningún viento de doctrinas contrarias a la verdad.

Así que, estimado señor F----- D-----, puede usted descansar seguro de que en ningún momento se perturbará a la Comunidad de [ciudad], especialmente cuando lo que usted oyó o leyó es una tergiversación de un hecho cuyo origen es noble y motivado en el temor de Di-s, bendito sea Su nombre, y el amor a Ami Yisra'el et Eretz Yisra'el. Ese pretendido grupo religioso como usted le llama sencillamente no existe en [ciudad] ni en ninguna otra parte. No tiene miembros de carne y hueso. Es etéreo.

Repito, mi intencion es la de informar sobre lo que no es compatible con la Tanaj, y esto no según mi propia opinión personal sino mas bien con la ayuda que se puede encontrar en libros y sitios Judios en el Internet.

Usted comenta sobre el legado espiritual que ha caracterizado al pueblo de israel, y estoy de acuerdo con ese legado siempre y cuando el mismo no se aparte de la verdad revelada a los profetas de Israel. Ya la historia nos muestra algunos ejemplos de ciertos miembros dentro de la comuniad de Israel que han tergiversado las enseñanzas de la Tanaj con sus propias opiniones, ejemplo de ello lo fue el movimiento en el segundo siglo de la E.C. del auto-proclamado Moshiac Bar Kochba, quien incluso fue apoyado por el rabino Akiva y que al final, no fue más que un fiasco. O el del movimiento del Z'batai S'hvi, de quien usted estoy seguro conoce todos los detalles.

Soy de la opinion que la verdad es una luz que alumbra las tinieblas más densas de la ignorancia y la superstición. Y la ignorancia y la superstición espiritual solo pueden disiparse con la luz que emana del conocimiento verdadero del Dios de Israel, tal y como lo expresa la Tanaj en Tehillim 'la exposición de Tus palabras alumbra, hace entender a los simples' o aquella que dice 'una lámpara es mis pies Tu Palabra' o aquella que dice 'Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos....sino que en tú Ley medita de día y de noche' Y tantas otras que usted ya conoce.

Es Esa ley tan pisoteada por la iglesia Cristiana la que merece todo nuestro fervor y valentía para defenderla del error, superstición y creencias dogmáticas de una comunidad espiritual que se auto-denomina 'representante de Di-s en la tierra'. Y mire usted que ironía y contradicción, pues quienes pretenden representar a Di-s, bendito sea Su nombre, son los que más daño han causado a Su pueblo y a su Palabra.

Reitero mi respeto y amor para con todos, así como comparto la esperanza en la revelación del Mesías prometido y la restauración del HaMikdash en Yerushalayim, época en la cual "Saldrá la Ley desde eretz Yisra'el y la Palabra de Di-s desde Tzion".

Shalom Uv'raja

Baruch HaShem Adonai!

Creo que es algo muy malo el equivocar y tergiversar las cosas...hay mucho de esto en los círculos religiosos de practicamente todas las religiones. Aquí cabe lo del dicho: "Mezclar el cebo con la manteca".

Hay demasiada incomprensión y generalizaciones con respecto a las creencias y prácticas en ambos grupos, Judío y Cristiano. Y esto conlleva a malentendidos y tergiversaciones que ensanchan la brecha ya existente. Lo más lamentable es que aquellos que se supone deben guiar a los rebaños no dediquen el tiempo suficiente a escudriñar y a indagar el verdadero estado de las cosas.

Creo que hay que tener amplitud de pensamiento y tratar de ver las cosas objetivamente, desligados de cualquier clase de fanatismo que obstaculize la correcta apreciación de las cosas. Claro, teniendo como instrumento de medición a la Torá del Altísimo. Bendito sea su nombre!

Wednesday, May 31, 2006

Gatito


Hoy mi esposa me llamó para darme la mala nueva de que mi "gatito", (este era su nombre) un siamés, había muerto envenenado.... (tristeza)..... fuimos compañeros durante casi 7 años en los cuales su compañía me brindó en ocasiones momentos de mucha molestia pero también, en su gran mayoría muchos momentos de dicha en los cuales sus gracias me causaban gran satisfacción....

Era muy querido y consentido y él se daba cuenta de ello. Era frecuente que por las noches entrara por la ventana a la habitación de mi hija para dormir echado a sus pies, daba risa verlo tan cómodo y despreocupado... Se dejaba bañar y acariciar, incluso permitía que lo meciera en mis brazos y le gustaba restregarse en mis piernas para demostrarme su afecto.... cuando regresabamos a la casa después de haber estado fuera todo el día, él siempre nos esperaba pendiente al pie de la puerta, mis conocidos decían que mas bien parecía un perro...

Recuerdo que tarde por las noches se sentaba en el tejado a contemplar no se qué, quizás la quietud que solamente se encuentra en esas horas tranquilas, y me gustaba ver su silueta inmóvil que contrastaba con la oscuridad de la noche... ay!!! Que falta me va a hacer mi gatito!!! Si hubiera sabido que no le vería más, hubiera pasado más tiempo con él ayer por la noche cuando se restregaba con insistencia en mi pierna, como si supiera que sería la última vez...mi gatito lindo...

Esto me hace pensar en cómo nos encariñamos con aquellos seres que llegan a formar parte de nuestras vidas, y hace que sea conciente de cuan descuidado e indiferente soy muchas veces con aquellos que comparten mis vivencias y destino...

Pienso que en cuanto dependa de nosotros, debemos aprovechar todos los momentos que nos ha tocado vivir en este mundo, especialmente cuando en esos momentos hay personas que de alguna manera u otra se cruzan por nuestro camino, y especialmente cuando nos aman y se preocupan por nosotros. Creo que debiéramos ser más cuidadosos con lo que hacemos y decimos a otros, pues a veces causamos heridas innecesarias que llenan de dolor en su alma a quienes las reciben.

Volviendo a mi 'gatito', me pregunto si los animales tendran un destino eterno de felcidad y exento de sufrimiento. Me pregunto si al igual que los humanos que partieron con la esperanza de reunirse nuevamente algún día con sus seres queridos, podremos ver nuevamente a esos seres que fueron puestos por Di-s para alegrar nuestras vidas.. después de todo, son seres con vida, y hasta donde yo se toda vida procede del Altísimo, bendito sea Su nombre.

Siento un pequeño vacío en mi alma... ya no sentiré su mirada profunda ni lo veré más sobre el tejado...